20 de agosto de 2016

SALCHICHAS AL VINO (Olla GM)


- Calentar la cubeta, menú sofreír a 140º, con un chorrito de aceite y dorar 2 cebollas cortadas en juliana, 1 hoja de laurel y 3 dientes de ajo con piel machacados. 

- Añadir ½ kg. de salchichas frescas enteras o cortadas en dos, 1 vasito de vino blanco, sal y pimienta. Dar unas vueltas, que se doren un poco. 

- Cerrar la olla, menú Guiso, 140º, presión baja, 5´. Dejar despresurizar sola.

16 de agosto de 2016

ESPAGUETIS CON GAMBAS AL AJILLO (Olla GM)


- En la cubeta de la olla, menú Sofreír, con un chorrito de aceite, dorar 4 dientes de ajo picaditos; añadir ¼ kg de gambas peladas y 8 palitos de cangrejo troceados. Sofreír todo bien y reservar. 

- En la cubeta (sin fregarla), poner 400 grs de espaguetis cortados por la mitad, cubrir con agua caliente (lo justo que los cubra), un chorrito de aceite y 1 cta. de sal. Cerrar la olla, válvula cerrada, menú Guiso, 4´, 130º, media presión. 

- Escurrir la pasta y volcar en la cubeta, junto al sofrito de gambas, una pizca de nuez moscada y pimienta negra molida, pulsar menú plancha y sofreír 2´. Espolvorear con perejil y servir.

13 de agosto de 2016

STROGONOFF DE POLLO

Esta receta es una variante del famoso buey Strogonoff de origen ruso.

La crema agria es una crema de leche fermentada, de textura suave, aromática, sabor ácido, el cual la diferencia de la crema de leche (nata), además de la alta viscosidad. La podemos preparar mezclando 1 cuch. de zumo de limón con 200 ml. de yogur o nata para cocinar, batiéndolo bien con un tenedor y dejando reposar a temperatura ambiente 30´ para que actúen los ácidos del limón.

La historia más aceptada de los orígenes de este plato data del siglo XIX cuando un chef que trabajaba para el conde Pável Aleksándrovich Stróganov, el famoso general ruso, inventó la receta durante una competición de cocina en San Petersburgo. Tras la caída del imperio ruso, la receta se popularizó y se llegó a servir en los hoteles y restaurantes de China antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Los inmigrantes rusos y chinos hicieron que se propagara este plato a los Estados Unidos generando diversas variantes, todas ellas muy populares durante los 1950, siendo la más popular la que acompaña a este plato con arroz y huevo. 

- Cortar en dados 2 pechugas de pollo, salpimentar y saltear ligeramente en una sartén con un chorrito de aceite y 1 cuch. de mantequilla. Retirar y reservar. 

- En el mismo aceite, pochar ½ cebolla picada con una chispa de sal. Añadir 1 cta. de harina y rehogar. Echar 1 vaso de caldo de pollo, 1 vasito de vodka (o whisky), 2 cuch. de tomate concentrado (o kétchup), 1 cta. de mostaza, el zumo de ½ limón y 1 cuch. de salsa Perrins (opcional). Remover bien y cocer suave. 

- Aparte, saltear 200 grs. de champiñones a cuartos o láminas. Incorporar el pollo reservado y los champiñones a la salsa, salpimentar, mezclar y dejar 10´ a fuego lento, tapado. Añadir 150 ml. de nata para cocinar, mezclar, dejar cocer 4´ más y servir con arroz blanco cocido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...