6 de diciembre de 2008

CARPACCIO DE TERNERA

Sé que a algunos no os gustará la carne cruda, aunque así aliñada está muy buena y no sabe a crudo. De todas formas, en esta ocasión, cuando ya estaba todo preparado en el plato, le he pasado el soplete a la carne, lo justo para quitarle el color rojizo. Espero que os guste.

Si bien el origen exacto del plato se ignora, se suele afirmar que data de mediados del siglo XX y que procede de la invención de Giuseppe Cipriani en el Harry's Bar de Venecia, donde habría sido preparado a pedido de una cliente, Amalia Nani Mocenigo, a quien su médico le había prescrito comer carne cruda. Por su similitud cromática con las obras del pintor Vittore Carpaccio (pintor veneciano renacentista), cuyas obras se caracterizaban por la profusión de rojo y amarillo, habría sido bautizado de ese modo.

- Colocar 200 grs. de filetes de ternera cortados muy finitos en una fuente. Rociar con el zumo de 1 limón. Salpimentar y rociar con aceite.

- Cubrir con lascas de queso parmesano o curado, volver a salpimentar, rociar con más aceite y servir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...